Utilizando aplicaciones de Windows en Linux con WINE.

wine logo

En algún momento de nuestras vidas, todos hemos utilizado computadoras con Windows, así como algunas herramientas y programas que nos gustaron en su tiempo. Actualmente existe una diversidad de sistemas operativos para instalar en nuestras computadoras (desde aquellas por las que hay que pagar licencias hasta aquellas de distribución libre y gratuita), por lo que muchos de nosotros podríamos comenzar a utilizar uno totalmente distinto al que estábamos acostumbrados en el pasado. Para quienes utilizamos Windows y deseamos dominar otro sistema operativo, por ejemplo Mac OS X o Linux, lo más probable es que en el futuro querramos rescatar o revivir algunos recuerdos de Windows, es decir, tendríamos la necesidad de saber si es posible adaptar a ese nuevo sistema operativo algunas cosas de Windows (aplicaciones como juegos de computadora o programas con valor sentimental en nuestras existencias) que nos gustan tanto que no quisiéramos nunca separarnos de ellas. Lo que generalmente nos dicen las personas, en conversaciones personales o en Internet, es que eso es imposible, o que empresas como Microsoft (de Windows) y Apple (de Mac OS X) son tan celosas una de la otra que no permiten a su competencia utilizar sus productos (hardware y software). Afortunadamente, sí es posible la adaptación de aplicaciones propias de Windows en otros sistemas operativos, y por tanto, no sufrir en el sentido de deshacernos de lo que nos ha dado tanta alegría o felicidad en nuestras vidas. La maravilla que hace esto realidad se llama WINE.

2_microsoft-word-2007-insertar-1024x792

2_adobe-fireworks-insertar-1024x792

Se trata de una aplicación de tipo software libre que permite ejecutar aplicaciones de Windows en otros sistemas operativos, principalmente Linux, sin necesidad de emulación del CPU de la computadora y la adquisición de una licencia privativa. En otras palabras, con WINE se pueden utilizar aplicaciones tal y como se haría en Windows, sin que el CPU de la computadora tenga los requerimientos técnicos (velocidad del procesador, memoria necesaria, entre otros) para que dichas aplicaciones se ejecuten correctamente. WINE aprovecha los puntos fuertes del sistema operativo en que está instalado sin dejar de ejecutar aplicaciones propias de Windows.

2_mario-kart-insertar-1024x792

Su significado actual es “Wine Is Not An Emulator” (Wine no es un emulador), a pesar de que en el pasado se consideraba lo contrario. Cuando se menciona la palabra “emulador”, se piensa en máquinas virtuales (asociándolo casi siempre a videojuegos) que trabajan lentamente cuando se ejecutan en computadoras debido a un consumo excesivo de memoria y procesamiento de todas las instrucciones que tiene que seguir la computadora para funcionar correctamente. WINE es una excelente alternativa para evitar este tipo de incomodidades porque es una aplicación rápida y muy eficiente.

 

desarrolladores software

WINE se encuentra todavía en desarrollo y son voluntarios (incluso el mismo usuario) quienes tienen acceso a su código fuente con el fin de reparar problemas que se puedan presentar y así mejorar la aplicación (tal y como ocurre con cualquier software libre), como por ejemplo, en los siguientes casos:

  • A pesar de poder utilizarse en otros sistemas operativos, el desempeño más eficiente de WINE se da en Linux, es decir, aún no funciona por completo en sistemas operativos como Mac OS X, pero esto no significa que WINE sea exclusivo para Linux.

  • Esta aplicación funciona mejor en computadoras con procesador de 32 bits. Actualmente no existe una versión de WINE que funcione mejor en computadoras con procesador de 64 bits, por lo que aquella de 32 bits funciona como una opción temporal, mientras se desarrolla una versión 100% compatible con procesadores de 64 bits.

WINE ofrece ventajas en Linux, como por ejemplo, lo hace más útil y demandado por usuarios que desean utilizar aplicaciones propias de Windows. Esto permite una mejor accesibilidad a distintos programas para realizar distintas tareas que probablemente no se puedan realizar solamente con programas propios de Linux. Sin embargo, seguramente podemos pensar que en el futuro WINE hará quebrar el gran negocio de Microsoft, ya que Windows resultaría innecesario (al menos en cuanto a adquisición de licencias privativas), pero esto no es del todo cierto, de acuerdo a las siguientes razones:

  • Cuando los usuarios de Linux logran utilizar herramientas propias de Windows, de cualquier manera ellos habrán invertido tiempo y dinero en adquirirlas (pago de licencias por uso de programas, instalaciones, etc.). Eso da como resultado una mayor demanda de aquellos sistemas operativos en los que WINE funciona correctamente, así como los productos que ofrece Microsoft (de Windows), generando de esa forma una fidelidad de los usuarios. Esto también puede lograr a futuro la creación de versiones de herramientas que no sean únicamente para Windows.

  • Mientras más usuarios necesiten productos desarrollados por Microsoft, éstos se exponen a malwarevirus informáticos y otros daños difundidos de manera accidental o intencional. WINE es una alternativa para ejecutar programas de Windows en Linux sin tener que experimentar este tipo de problemas, y si los usuarios deciden utilizar WINE, eso implicaría el uso de un nuevo sistema operativo, y habrá menor cantidad de usuarios de Windows que se afecten entre sí con virus informáticos y otro tipo de malware.

A pesar de que WINE tiene sus ventajas y algunas desventajas, lo que es un hecho es lo siguiente: no se necesita tener Windows para poder disfrutar de aplicaciones que nos gustan. Podemos utilizar distintos sistemas operativos y seguir utilizando aplicaciones propias de Windows, pero sobre todo, WINE funciona muy bien en Linux, además de que aprovecha su punto fuerte más importante: inaceptabilidad de malware. Lo importante de esto es tener a nuestra disposición una variedad de herramientas posibles para realizar nuestros trabajos y sacarles el mayor provecho posible, utilizando software libre y disfrutando las ventajas que nos ofrece.

 

 

Bookmark the permalink.

Leave a Reply